Es bien sabido por todos, que el género femenino guarda dentro de sí los mayores enigmas y misterios que en la historia de la humanidad, han sido fuente inagotable de inspiración e impulso para que grandes hombres, grandes Seres, realicen trascendentales proezas que, incluso, han logrado cambiar el curso de la historia y transformar sociedades mediante esa magia que la misma vida ha depositado en la naturaleza femenina.

Sin duda alguna, uno de los mayores enigmas que envuelve a la mujer, es el poder que posee de servir de vehículo para canalizar los atributos de la vida, para que esta a su vez pueda cristalizar en el plano físico como una nueva criatura, una nueva persona dotada de todas las características humanas, para que inicie su recorrido en este plano terrenal en busca de la emancipación de su propio Ser.

Queremos por medio de estas palabras, que aun se quedan cortas para expresar la grandeza de ese Ser que se llama Mujer, Madre y que también cumple otras muchas misiones como la de Esposa, Hija, entre otras, rendir tributo a todas las damas que en nuestra sociedad están siempre presentes cumpliendo de una u otra manera esa loable labor de ser el “motor” que anima, que dinamiza, en ocasiones con solo su presencia, todos los procesos de la vida que afectan a la humanidad.

El Venerable Maestro Samael hace referencia y nos enseña acerca de esa SANTA PREDESTINACIÓN para la cual ha sido creada la Mujer, elevando a niveles tan exaltados su razón de ser, que nuestra mente terrena a veces no logra entender el verdadero significado que tiene para la humanidad los valores de ese Eterno Femenino.

Para mencionar algunos aspectos relacionados con las enseñanzas trascendentales del Venerable Maestro Samael y con el ánimo de motivar a nuestros lectores al estudio y reflexión de estos conocimientos, queremos referirnos a la misión que puede cumplir la mujer en este plano, como expresión y representación de los atributos femeninos de Dios, es decir, de esas fuerzas poderosas que la Divinidad emplea para procrear y sostener la vida en nuestro planeta y toda la creación.

Ese grandioso y sublime Ser, que nosotros llamamos MADRE, ese Ser adorable que hasta es capaz de dar su propia vida por el bienestar de sus hijos, que nos permite conocer de cerca lo más parecido a lo que es el verdadero Amor, guarda en su corazón ese poder supremo de transformar al hombre de acuerdo al nivel del ser y al camino que él recorra en su existencia. Es ella la poseedora de la fuerza que mueve la vida y que puede cambiar el rumbo, ya sea para la derecha o para la izquierda, de toda una sociedad y la misma humanidad. Es sumamente importante y además necesario, que todos nosotros, inquietos buscadores de la verdad que nos hará libres, reconozcamos ese magnífico poder que la Divinidad pone a nuestro alcance para lograr hacer una transformación radical de nosotros mismos por medio del auto conocimiento y con la ayuda y motivación que recibimos de esas fuerzas depositadas en la mujer.

Queremos invitarles amables lectores, a que nos remitamos al estudio de estos conocimientos trascendentales que la humanidad conoce como GNOSIS, para que podamos dilucidar por medio de experiencias directas, personales e íntimas, esos grandes misterios a los que hacemos alusión y que encontramos plasmados como cátedra para nuestra conciencia en los libros y conferencias de audio del Venerable Maestro Samael Aun Weor, fundador de las Instituciones Gnósticas en el mundo.

Recuerda, querido lector, que Dios en su polaridad Masculina es Fuerza, Poder, Sabiduría; en su polaridad Femenina es Infinito Amor, Misericordia y Comprensión… “ESTUDIA GNOSIS”

Enseñanzas tomadas de los libros del Venerable Maestro Samael Aun Weor.